¿Tienes dudas entre usar gafas o lentillas?

¿Tienes dudas entre usar gafas o lentillas?

 

Cuando nuestra visión no es todo lo buena que quisiéramos y necesitamos de una “ayuda” para poder ver con nitidez puede surgir la duda de si usar gafas o lentes de contacto (lentillas, LC); lo cierto es que no son opciones excluyentes sino complementarias. ¿Y qué quiere decir esto?

Gafas.

Las podemos utilizar casi en cualquier actividad que desempeñemos a lo largo del día, si bien es conveniente muchas veces tener una gafa específica para alguna actividad concreta que realicemos con mayor frecuencia. Son gafas para las que se ha tenido en cuenta en el momento de diseñarlas tanto las características de la montura (más resistente a los impactos, materiales más blandos, con unos campos de visión mayores por ejemplo), como las de las lentes que se montarán con filtros más específicos (antirreflejantes con especial protección para ciertas radiaciones, filtros de determinados colores para potenciar contrastes o tonalidades predominantes en el entorno en que se desarrolla la actividad, fotocrómicos para evitar deslumbramientos y facilitar la adaptación del ojo a cambios bruscos de luminosidad…); pueden ser gafas deportivas (diseñadas específicamente para la práctica de deportes), gafas de protección en ciertos trabajos, gafas para el ordenador.

¿Y por qué no tener más de una gafa para el día a día? Cuanto más dependemos de la gafa más importante es tener una de repuesto para posibles imprevistos o accidentes; o simplemente para combinarlas o cambiar de look de un día para otro. Si eres usuario de gafas y lo piensas detenidamente, ¿cuánto tiempo al día usas las gafas; y cada cuanto las renuevas? ¿Hay alguna prenda que uses más tiempo?

Lentes de contacto.

Son cómodas, nos proporcionan un campo de visión sin límites y en ciertos casos incluso nos aportan mejor visión que las gafas. Pero no podemos o NO DEBEMOS utilizarlas todo el día por muy cómodos que nos encontremos con ellas; el ojo necesita “respirar”, oxigenarse, porque aunque las LC permiten el paso de oxígeno al ojo siempre es inferior que si no tenemos nada. Y esas horas que pasamos a lo largo del día sin usar las LC necesitamos una gafa si queremos seguir viendo correctamente. Además puede haber temporadas que tal vez no podamos usar las LC por diversos motivos como infecciones o alergias.

Ahora tú decides: gafas o lentillas… ¿Ambas?



Pedir Cita